Archivo mensual: noviembre 2011

Comienza festival de Documentales In Edit

Estrenarán el Docu de Scorsese sobre George Harrison, yo no me lo perdería


Cierra los ojos (o baja el teléfono CTM)

Últimamente, cada vez que voy a un recital, paso muchísimo tiempo odiando a la gente que todo el concierto está tratando de sacar una foto buena. He pensado seriamente agarrarles sus celulares y tirarlos al escenario y pasarlo como cámara indiscreta… qué se yo. La paciencia se me acaba rápidamente, los hueveo, les pregunto qué pretenden, han estado por lo menos 1 hora tratando de sacar una foto y no se ve nada, graban videos para subirlos a youtube y definitivamente no se van a escuchar bien, es casi imposible. Trato de resignarme, entenderlos, pero me parece ridículo y horrible ver a casi todos con los brazos extendidos y sus teléfonos encendidos, han pagado una entrada, se supone que están escuchando algo que les gusta pero están pendientes de cualquier cosa antes que la música. La última vez, vi a un tipo que estuvo todo el tiempo viendo el recital por el visor de su teléfono… ¡es más¡, su pantalla estaba dividida en dos, en la parte de arriba veía el recital y por la de abajo leía tweets.

He llegado a la conclusión que estos tipos tienen serios problemas de memoria.

En realidad, no me molesta tanto que saquen fotos, de alguna manera entiendo que quieran tener algún recuerdo. En algunos casos comprendo el fanatismo, pero con las mierdas de teléfonos, por más megapíxeles que tengan, las luces que ellos no controlan, sus pulsos y el movimiento de la cancha, es bastante difícil y se requiere talento. Si ya 20 fotos te han salido mal, ¡RESÍGNATE LOCA!, ¡DISFRUTA LA MÚSICA!, ¡ ES MEJOR CERRAR LOS OJOS,!

Además, me imagino, que desde arriba del escenario el público se debe ver aún más tonto, tratando de captar algo que es único, que sólo sucederá esa vez y que es irreproducible por más que lo tengas en todas las plataformas digitales y compartido en todas tus redes sociales. Son varios los grupos y solistas que lo ven así y que se distraen con los flashes y leds de cámaras digitales. Spinetta, M Ward han parado recitales, quitado cámaras y explicado esto de forma más directa y clara. Por el contrario, recuerdo uno de los últimos conciertos de U2 donde Bono pedía expresamente encender sus teléfonos mientras se apagaban todas las luces de su escenario come bosques. Debo admitir que ese momento me horrorizó, pero se entendía en el marco de toda la parafernalia que es ahora U2 y que pretende esconder la pérdida de aquella exquisita veta que fueron Joshua Tree, Rattle and Hum y Achtung Baby, eso es indudable.

Es probable que todo esto se deba a la necesidad que muchos tienen de sentirse conectados en todo momento, incluso en aquellos en los que pagan para desconectarse. La tecnología no sólo ha ayudado a destruir la industria e influir para que todas las bandas visiten Chile, también ha matado casi toda la alegría de los recitales, aquella que es capaz de alegrarte por semanas por el solo recuerdo del sonido. Hoy la gente es codiciosa y mal fanáticamente, quiere tener todo, revisar los setlists para saber qué tocarán, obtener el audio, tener las imágenes, los autógrafos, las baquetas, etc. Sienten que tienen todo pero es muy probable que al cerrar los ojos no sientan nada.
Amigos, dejen sus cámaras y guarden sus teléfonos en sus bolsillos, disfruten el recital con sus amigos, canten, bailen, cierren los ojos pero no saquen fotos.